Comadre tejedora

Hace unas semanas salí al balcón a leer. Me senté, miré a un lado y PAH, una telaraña con su dueña justo a la altura de mi cara. La araña era bien chica, así que no chillé agudamente ni me subí arriba de la silla en pánico. En cambio, la telaraña tenía unos reflejos bonitos con la luz del sol, así que le saqué fotos y la subí a Instagram como hacemos los que queremos ser hipsters.

Al día siguiente volví a mi balcón a leer, pero la telaraña ya no estaba. Honestamente, me dio un poco de pena ver que mi compañera de lectura seguramente se había caído por el balcón hacia su muerte segura. Vivir en un departamento sin mascotas te atrofia la mente así.

Sin embargo, no alcancé a vestirme de luto* cuando la araña volvió, RELOADED. Cuando me di cuenta ya había empezado a tejer su ¿casa? de nuevo, muy eficientemente. Me quedé mirándola como en trance y después de un rato sucumbí a mis impulsos 2.0 y la grabé para la posteridad.

A continuación, casi cuatro minutos de araña tejedora en no tan buena resolución.

* Esto es en broma porque todos sabemos que el luto siempre lo traigo puesto. :[

Anuncios

Una respuesta a “Comadre tejedora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s