Sobre Cuentos Macabros, superación y consumismo

Voy a contar una historia. Es una historia triste pero (spoiler) tiene un final feliz y muchas fotos de este libro, que es muy precioso.

A mediados de diciembre, entre el apuro y la lucha por conseguir que el presupuesto alcance para a cubrir toda la lista de regalos de navidad, tenían en la librería Contrapunto del Costanera Center un arreglo con varios ejemplares de “Cuentos Macabros”, una recopilación ilustrada de las narraciones de Edgar Allan Poe. Algo muy cruel de hacer.

IMG_7716

IMG_7718

IMG_7753

Ahí estaba yo, con bolsas de regalos en una mano y mi corazón roto en la otra, sacando cálculos mentales para ver si era posible estirar lo que me quedaba de sueldo y autorregalarme uno de estos. Necesitaba $22.000 para comprar un ejemplar, mucho más de lo que suelo estar dispuesta a pagar por un libro. Pero este no era cualquier libro.

Tapa dura, bordes negros, la traducción de Julio Cortázar de una selección de cuentos de Poe, e ilustraciones a doble página, tétricas pero adorables, por el francés Benjamin Lacombe. Éste no era un libro que se lee, era un libro que se come con los ojos antes de ir a sacrificar animales pequeños en un ritual pagano para agradecerle a los dioses porque personas tan talentosas hayan pisado alguna vez la faz de la tierra.

El ábaco mental terminó diciendo que no, así que tuve que irme, derrotada.

IMG_7720

IMG_7721

IMG_7735

IMG_7747

Y de viaje me fui, de vuelta a Arica, y por un tiempo olvidé que existía esta edición maravillosa. Hasta que volví a la zona central. Apenas puse un pie fuera del avión algún sexto sentido consumista me recordó que este libro existe y no estaba todavía en mis manos. My precious.

Pregunté si lo tenían en Viña del Mar, pero no. Volví al Costanera Center, amparada por la paciencia de un pololo muy paciente, pero ya se había acabado. Hasta el Parque Arauco llegué, buscando el último ejemplar que quedaba en esa librería Antártica, y seguramente me vieron cara de desesperación porque decidieron pasar por alto que alguien lo tenía reservado y me lo vendieron de todas formas.

Y esa es la historia de cómo mi vida volvió a tener sentido. Ok, no, pero sí es una historia de consumismo y superación, de evolucionar desde ser una cabra chica de 13 años que lee a Poe en una edición Zig Zag de bolsillo, a ser una adulta de casi 23 que lee a Poe en una edición darks, tratando de no babearla mucho encima por lo hermosa que es.

IMG_7759

IMG_7760

Edgar Allan Poe y Julio Cortázar según Benjamin Lacombe.

IMG_7763

IMG_7731

IMG_7765

Cuentos Macabros, de Edgar Allan Poe, ilustrado por Benjamin Lacombe. Editorial Edelvives. $19.800 en Librería Antártica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s